======================================

#RelexSmileVlc: NO SIN MIS GAFAS!

¡Buenos días!

Hoy publico el primer post muy personal, que seráel primero de una serie de cuatro, donde iré explicando mi experiencia antes, durante y después de la operación de la vista, para poder contaros porqué lo hice y resolver parte de las dudas que me habéis ido consultando por redes sociales.

Espero que mi experiencia os sirva para conocer un poquito más de cerca qué es esto de la operación con láser, y saber cómo te sientes antes y al final.

Te lo voy a contar todo, si duele, si no, si es rápido, si te quedan molestias, y lo más importante, si vale la pena someterte o no a una operación así.

Como sabéis, hace unos días me operaron de Miopía. Para ser exactos, hace 3 semanas y lo único que os voy a adelantar es que por primera vez en mi vida estoy escribiendo un post en este blog sin la necesidad de usar gafas.


Pero paso a paso, vamos a comenzar por el principio.


Toda esta historia comenzó hace un par de semanas cuando mis gafas decidieron darse un golpe y suicidarse.
Así, sin ningún miramiento de que si me iban a hacer falta o sin preguntarme si me venía bien ese mes quedarme sin gafas.

Aquí es importante que haga un breve paréntesis para decir publicamente que no soy la persona más meticulosa del mundo... Sí, lo reconozco. Soy yo, la que lleva unos 20 años usando gafas y las sigue tirando al bolso sin funda ni nada, rozándose con las llaves, móvil y todo lo que se encuentre a su paso.

Pero qué le voy a hacer, siempre voy con prisas, y, como si un propósito de Nochevieja se tratara, cada vez que me compraba gafas nuevas (que era al menos una vez cada dos años), me comprometía conmigo misma a tener más cuidado, meterlas en una bolsita y todo el protocolo. Pero pasados los primeros meses de rigor, ni funda, ni nada.

Siguiendo con lo que os estaba contando antes, y pasado el momento de crisis "llevo las gafas remendadas con celo, parezco Harry Potter", tocaba poner manos a la obra para hacerme unas nuevas.

Revisando papeles me dí cuenta que llevaba más de dos años sin hacerme una revisión, así que no podía utilizar la medición que tenía, y pensé en pedir cita para que me volvieran a revisar las diotrías y hacerme ya unas gafas nuevas.

La verdad es que como os decía, llevaba mucho tiempo sin pasarme por la clínica oftalmológica, así que me gustó mucho poder saludar a las enfermeras que trabajan allí.

Os cuento esto porque creo que fueron las "responsables" a que me animara a embarcarme en esta aventura. Y es que la primera vez que fui a la Clínica Oftalmológica Castro, fue por pura casualidad, ya que necesitaba hacerme una revisión y me quedaba muy cerquita de casa, así que como me venía bien, pedí cita allí, y descubrí un equipo humano muy acogedor (ya bastante poco-motivador es ir al médico como para que te miren con caras largas, y aquí es todo lo contrario). Las chicas son majísimas todas y los médicos igual.

Así que allí me presenté un año más para mi revisión, donde, después de pasar por alguna máquina que otra, me pusieron las gafas esas de cristales de quita y pon, y me hicieron leer las famosas letritas de la pared.
Una vez tenía mi papel con las diotrías, me disponía a pasar por la Óptica que tienen enfrente para comenzar a probarme algunos modelos de gafas.



Pero antes de irme me senté con una de las enfermeras para saludarnos y contarnos un poco nuestra vida, porque conociéndome, hasta el año que viene no la iba a volver a ver, así que charlando de todo, hablamos de mis viajes, de mi día a día, y demás cosas como dos cotorillas. 
Hasta que ella me dijo "¿Y por qué no te operas?".
Y mi más sincera respuesta fue "¿Operarme? No lo había pensado en mi vida".

Exactamente, nunca, jamás de los jamases de nunca, de never ever, había pensado en operarme.
Y si alguna vez lo había pensado me había olvidado rápido por el miedo que me daba que me tocaran los ojos.

(Y digo miedo a que me tocaran los ojos, porque quien os escribe nunca antes se había puesto colirio, ni lentillas, ni nada parecido).

 Así que me invitó a pasarme al día siguiente para hablar tranquilamente y que me explicara los diferentes métodos de la operación de miopía, y concretamente de la innovadora técnica "ReLEx Smile".

Y hasta aquí puedo leer.
En el siguiente post os hablaré de lo que me explicó en esa cita, la operación, curiosidades del post-operatorio.

Si queréis ir viendo más fotos, podéis hacerlo escribiendo el hashtag #relexsmilevlc tanto en Twitter como Instagram.

¡Hasta la semana que viene!

*******************************************
http://www.facebook.com/misspersonalchoppedhttp://instagram.com/misspersonalchoppedhttp://twitter.com/MissPersChopped
 
*********************************************




Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

======================================

======================================