======================================

Probando Kaiku Sin Lactosa MIX, va conmigo!

Los que seguís hace años este blog, sabéis que no soy la chica healthy perfecta, no es la primera vez que os cuento que hacer deporte no es justamente uno de mis pasatiempos favoritos, que tendencias se me pegan muchas, menos lo de comprarme la chaqueta amarilla de Zara y lo ser runner, vamos, que como que no. Que pago el gimnasio, perdona, quería decir voy al gimnasio porque me obligan mi hermana y mi prima, porque si fuera por mí me volvería a enrollar con las sabanas a seguir contando ovejitas. Que soy la reina de toda la clase de pastas y purés preparados de microondas, y que seré la única blogger en el mundo que no tiene ni pajolera idea de a qué sabe la quinoa porque nunca la he probado, y lo más cerca que he estado de poner un tag #healthy en Instagram es abriendo una bolsa de rúcula  mientras le hago sitio al bol entre los papeles de la oficina frente al ordenador. Y es que las que nos apuntamos a un bombardeo, tenemos dos trabajos y no pasamos por casa ya estamos acostumbrada una vida muy "fast" y lamentablemente a muchas veces muy poco good "food".




Por mi parte ya no pido ni milagros a Lourdes, ni voy a hacer más cosas absurdas para bajar, ni pienses en darme tres días seguidos de piña, salvo que la piña venga acompañada de un copazo con un toque de coco en un chill-out de Ibiza. Ahora sólo le pido a la vida sentirme a gusto con mi misma. Me conformo que con llevar unos hábitos diarios que me hagan sentir ligera, positiva, deshinchada, feliz y sobretodo sana.

Que si no me da tiempo de ir al gym, subo por las escaleras varias veces al día (suena a mito, pero funciona y mucho). Que nunca me acabo los dos litros de agua porque me aburro a mitad del día, pues le pongo unas rodajitas de limón o naranja al vaso y chimpun, buenísimo! Que antes almorzaba un paquete de rosquilletas diario con un café (sí diario, y no perdonaba, eh? Rosquilletas con cacahuetes, con choco, con pipas, vamos que las tenía todas... y sabéis que lo engorda eso??!), pues nada, otro problema solucionado... Yogur al canto!



Pero ojo, no es que yo sea fan number one de los yogures, porque tienden a aburrirme un poco, así que cuando de Kaiku me invitaron a probarlos hace algunas semanas, dije vamos a darle una oportunidad pero no las tenía todas conmigo, pero oye, reconozco que estaba equivocada están que te mueres y lo mejor es (para todas las que sois de mi club de pensar en comida todo el día), es que sacia un montón así que es perfecto para desayunos, almuerzos o meriendas, porque así te quitas las ganas de picar entre horas!


 
 
Bueno, lo veis en mi Snapchat, yo hace muuuucho tiempo que cambie los bolsos por las mochilas y los zapatos por las zapote las porque mi rutina gimnasio, oficina, reuniones, hace que llegue a casa ya de noche, así que me toca salir preparada con un arsenal de cosas como la agenda, maquillaje, gafas, una batería extra obviamos te y desde hace algunas semanas mis dos Kaikus para almorzar y merendar.





Como puedes ver llevan como tres capas, el muesli muy crunchy, el yogur cremoso y bajo en grasas, y la fruta fresca en el caso de la fresa.

El de fresa me rechifla porque es súper suave (así que me lo dejo para merendar), y el de crema por la mañana.
Están muy buenos, y si se te pasó por la cabeza la misma duda que a mí de que si eso de "Sin Lactosa" cambia el sabor del yogur, te cuento que no le afecta en nada, es como tomarte un yogur de toda la vida, alimenta y nutre igual, pero es perfecto para la gente con intolerancia y su digestión es mucho más ligera.





Ah, se me olvidaba! Lo más guay, es que llevan su propia cucharita incorporada, así que no tienes que preocuparte de nada, yogur a la mochila y lista para comerte el día!


 

¡Que tengas un día tan Cremoso, Ligero y Crujiente como los #KSLMIX!
 

Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

======================================

======================================