======================================

MIMIKINDER: Mi Experiencia en el Parto #LaColumnadeMimi

--- ¡NUEVO POST! TEXTO Y FOTOS: DE LA COLABORADORA MIMIKINDER ---

MI EXPERIENCIA EN EL PARTO

Hola Kinders! Hoy os cuento mi experiencia en el parto, pero… aviso! Fue un poco complicado y tenéis que tener claro que no todos son así…doy fe por gente cercana a mi de que la famosa “hora cortita” que todo el mundo nos desea existe, pero prometí que contaría mi experiencia y aquí está... 



28 de Diciembre, 37 semanas y última revisión con mi gine, el bebé pesaba ya 3 kilitos, y al parecer la placenta estaba muy madura…le conté que a veces me mareaba, me faltaba un poco el aire (por lo visto eran contracciones), y otras me dolía tanto la pelvis al andar que no podía seguir,  así que me dijo que creía que estaba empezando el proceso de parto, y no sería raro que al día siguiente, cuando tenía mi primera sesión de monitores, viniera el bebé tras la exploración de la matrona…Imaginaros mi cara! Nerviosísimas salimos mi madre y yo de la clínica, que está muy cerca de su casa, queríamos ir andado pero ni siquiera pude! Tuvimos que coger el autobús para 2 paradas, me mareé, me puse blanca y mi madre pensaba que ya venía!! Jajaja No os podéis imaginar cómo pasé esa tarde y esa noche… Evidentemente lo preparé todo para llevármelo al hospital por si acaso, y mi marido, que trabajaba al día siguiente, en seguida lo arregló todo para poder acompañarme, estaba histérico!



29 de Diciembre a las 9.00 a.m., Hospital 9 de Octubre de Valencia. Me ponen las correas y efectivamente ya tenía contracciones, no eran de parto todavía aunque poco faltaba… Hacia las 11.00 a.m. mi matrona me hizo una exploración vaginal (que por cierto duele bastante…), y algo hizo (supongo que a conciencia) que de repente sangré… Me dijo que estaba a puntito, pero sólo había dilatado 1cm y no entendía muy bien por qué. Así que nos mandó a almorzar y nos pidió que volviésemos a las 13.00h para ver de nuevo en los monitores cómo iba. Cuando volvimos las contracciones ya eran cada 3 minutos! La barriga se ponía durísima y se movía sola! Nunca olvidaré esa sensación y no puedo evitar sonreír cuando la recuerdo! Jajaja



Yo en el hospital,hinchada como una pelota y pidiendo fotos (en mi línea…), mientras me preparaban la habitación

Me ingresaron de inmediato y a las 16.00h ya estaba en la sala de dilatación de la mano de mi marido ¡¡Qué nervios!! Ahí es cuando realmente empieza todo… Estaba de 2 cm, muy poco para las contracciones tan fuertes que tenía, me fueron a romper la bolsa y de repente rompí yo aguas, a las 16.30h me pusieron la epidural porque ya tenía contracciones fuertísimas (de parto) pero es que pasaron las horas y a las 21.00h todavía estaba de 4cm! Mi ginecólogo, que por cierto se portó genial, me dijo que si a las 22.00h no estaba de 8cm me tendrían que hacer cesárea… Reconozco que ahí me desmoroné un poco, llevaba 12 horas en el hospital y 5h en la sala de dilatación, además de los nervios y el dolor… y es que aunque llevaba la epidural puesta, al parecer el problema era que el bebé, que sí tenía la cabeza encajada, la tenía un poco ladeada y empujaba en diagonal hacia el lado izquierdo, así que cada vez que tenía una contracción, sentía un dolor intensísimo en todo el lado izquierdo de mi cuerpo, desde la cintura hasta los pies…Me añadieron varias dosis de epidural, me iban cambiando la postura para que me hiciese más efecto en ese lado, y evidentemente sin todo eso habría sido peor, pero aun así lo notaba. Los cambios de postura también me los hacían para ver si el niño movía la cabeza al sentirse incómodo, pero nada… Llegaron las 22.00h y mi matrona (mi salvación!) junto con mi gine me comunicaron que iban a hacer un último intento antes de hacerme cesárea, ella intentaría colocar bien al bebé, ¿cómo? Pues ya os podéis imaginar… Solo os diré una cosa: Mi marido me dijo al terminar que no sabía que yo era tan fuerte y que estaba orgulloso de mí. Pero chicas, es que en ese momento lo eres, ni te lo piensas.
Finalmente lo pudo colocar, terminó el dolor y a las 11.30h estaba de 8cm!


Me pasaron al paritorio…El equipo una pasada! Iba tan grogui con la anestesia que me reí un montón mientras que “me preparaban”! De repente, “Miriam, ha llegado la hora, cada vez que notes que viene una contracción coges aire, y empujas todo lo fuerte que puedas”, luego la matrona al anestesista: “¿Me ayudas?” y veo que apartan a mi marido y se me pone uno a cada lado, yo no entendía nada…Vale, iban a hacer lo que alguna vez me habían contado y nunca pensé que me fuera a tocar a mí…en cada contracción, mientras yo empujaba, se me tiraba encima cada uno por un lado empujándome con el brazo y los codos, y mis costillas sí las sentía!! Y que me perdonen, no es que dude de su trabajo, es que en ese momento pensaba que me las iban a romper! Luego paran y me indican que van a tener que utilizar una ventosa para ayudar a que nazca, por suerte bastó con la más pequeña y la menos agresiva… vuelta a empezar, y de repente…………………….. 

30 de Diciembre , 00.30h: Un llanto, mi bebé encima de mí, mi marido al lado… ahora la que lloraba era yo, y se paró el mundo………Todas las horas, y lo que había pasado, ya no importa, lo pasaría una y mil veces más por vivir ese momento.


En el paritorio, nada más nacer.


¿Un consejo? Haced todo lo que os digan los médicos, sed fuertes y apoyaros en vuestra pareja y vuestra familia. Y no os preocupéis, porque, en caso de que la cosa se complique un poco ¿Qué son 5, 9 o 12 horas en comparación a esa sensación inexplicable que se siente desde el primer segundo de toda una vida?

¡Hasta la próxima!!

https://www.instagram.com/miriam_piqueras/
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

======================================

======================================